Cursos de drenaje linfático manual DLM

En ESPS te dotaremos de los recursos necesarios con nuestros cursos porfesionales para que seas un profesional competente y puedas convertir el drenaje linfático manual DLM en tu modo de vida.

Accederás a nuestra bolsa de trabajo: EXCLUSIVA EN MÁS DE 250 EMPRESAS

En ESPS Escuela Europea PARASANITARIA te ofrecemos a todos nuestros alumnos un exclusivo sistema de bolsa de trabajo con el que te informaremos puntualmente acerca de las diferentes ofertas de empleo para alumnos de masaje o drenaje linfático manual, esteticistas… que nos son remitidas por empresas del sector.

Diploma acreditativo con avales internacionales al finalizar tu curso de drenaje linfático manual DLM

Además de la formación en DLM de calidad que te garantiza el éxito como profesional del drenaje linfático manual, al finalizar el curso de masaje linfático obtendrás un diploma acreditativo respaldado por las principales entidades del sector, una garantía de calidad de tu formación en el que quedarán reflejados los contenidos trabajados y la calificación que finalmente hayas obtenido. Permite tener el apostillado notarial de La Haya.

En definitiva mediante este diploma con doble titulación, como uno de los centros de mayor prestigio en materia de terapias naturales de todo el territorio español, avala tus conocimientos adquiridos.

La linfa es sin duda a grandes rasgos una gran desconocida a pesar de ser parte del aparato circulatorio. La linfa es un líquido transparente y lechoso, rico en células blancas dispuestas a plantar cara a las infecciones motivadas por virus, bacterias u otros procesos que puedan poner en jaque al sistema de defensa.

Esta preciada sustancia circula por el sistema linfático a través de una tupida red de conductos que recorren todo el cuerpo y desembocan en colectores y troncos linfáticos, que finalmente se incorporan al torrente circulatorio. Su misión consiste en aportar oxígeno y nutrientes a las células y recoger de éstas los productos metabólicos de deshecho y las toxinas.

La circulación linfática está ligada a la sanguínea, aunque a diferencia de la sangre, la linfa circula en una sola dirección; es decir, desde los órganos al corazón. El sistema linfático funciona como aparato de depuración o limpieza, pero también ejerce en calidad de sistema de protección y defensa del propio organismo.

El drenaje linfático manual es una terapia de lujo que suma al bienestar corporal que aportan los masajes convencionales su poder para eliminar toxinas y aumentar la respuesta inmunitaria del organismo. Además, está especialmente indicado para preparar los tejidos antes y después de someterse a las distintas intervenciones de cirugía estética.

Mediante el masaje manual, esta terapia intenta eliminar el estancamiento de líquidos de una forma natural y no invasiva. Sin embargo, se considera un tratamiento anticelulítico a largo plazo que precisa altas dosis de disciplina y paciencia.

Se atribuye a los griegos el descubrimiento de los poderes de la llamada sangre blanca. Muchos siglos después llegaron los Vodder, un matrimonio danés de fisioterapéutas, que en los años treinta desarrollaron el Método de Drenaje Linfático (MDL) que presentaron en un congreso de salud y belleza de la época. En un principio, tan sólo un reducido grupo de masajistas y esteticistas siguieron las enseñanzas de los Vodder, pero actualmente es una terapia que goza de un merecido reconocimiento entre la comunidad científica.

No es de todos modos la panacea para solucionar problemas de celulitis, edemas o fragilidad capilar, que generalmente van unidos y nada tienen que ver con la obesidad, sino que son siempre desequilibrios orgánicos y energéticos.

Hay que abordar el problema de una forma multidisciplinar para que entren en juego el endocrino, el cirujano estético y vascular, el acupuntor y el linfodrenista especializado en estos trastornos.

Deja un comentario